Filezilla el FTP más sencillo

Probablemente si estas visitando este sitio web, tengas un blog o una web, ya que principalmente va dirigido a las personas que lo tienen, los llamados Webmasters. Todo webmasters, para subir sus archivos a el host y que su web tenga una mínima estructura, debe usar un FTP (File Transfer Protocol) que significa en español algo como “Protocolo de Transferencia de Archivos”, es decir, sus propias siglas lo indican, es un programa mediante el cual, podremos transferir archivos alojados en nuestro ordenador, para que sean visualizados en nuestra página web.

Existen decenas de FTP´S, pero tras probar muchos, he llegado a la conclusión de que los mejores son todos iguales, ninguno tiene una ventaja que haga que sea impecable, con lo cual, debemos acudir a elegir el más fácil de usar. Yo concretamente llevo usando desde el principio Filezilla.

Filezilla cumple una proporción entre los tres caracteres que yo tengo en cuenta a la hora de elegir un programa de uso diario. Algo a lo que yo llamo la triple C, Calidad, su Coste y su Complejidad. La calidad es comparable con la de cualquier FTP, ya que la rapidez depende de tu ordenador y no del programa que uses, el coste es el mejor posible, es decir, completamente gratuito, licencia libre y sin tener que  activar nada cada cierto tiempo, registrarte en alguna web y demás acciones y por último su Complejidad, basta con pulsar botones o arrastrar el archivo, además de que su sencillo interfaz hace ajustable las diferentes ventanas del programa, para que puedas disponerlas a tu gusto.

Espero que te haya servido mi recomendación, esto no es un post patrocinado ni nada parecido, no gano nada recomendándotelo,  de hecho lo único que he perdido en escribirlo ha sido tiempo, pero no es algo perdido cuando tengo la certeza de que a muchas personas le será útil y les ahorre pasos de ciego que yo tuve que dar al principio.

Para descargarlo simplemente pulsa en: Descargar Filezilla (Si lo prefieres, la web es www.filezilla-project.org)

Un cordial saludo, Ignacio Cornello.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *