Utilidad de Technorati

Al igual que Alexa, Technorati esta cobrando un interesante papel en cuanto al posicionamiento en buscadores, la importancia de tu sitio y los sistemas de rentabilización. Personalmente creo que Technorati es una herramienta en la mayoría de los casos desconocida para muchos, que puede ayudar a que tu estes leyendo actualmente este post.

Como ya sabeis, siempre me gusta dar una definición técnica de Wikipedia, para que si mis palabras no os aclaran del todo lo que es Technorati, la enciclopedia libre lo haga, así que:

Technorati es un motor de búsqueda de Internet para buscar blogs, que compite con Google, Yahoo!, PubSub e IceRocket. En abril de 2006, el índice de Technorati superaba los 34,5 millones de blogs. En junio de 2008 se contabilizan unos 112.8 millones de blogs.

Technorati fue fundada por Dave Sifry y su sede principal está en San Francisco, California, Estados Unidos. Tantek Çelik es el Jefe Tecnológico de la web.

Technorati utiliza y contribuye al software de código abierto. Technorati tiene una comunidad de desarrolladores activa, a la que pertenecen muchos desarrolladores de la cultura del software libre. Sifry es un importante defensor del código abierto. Fue uno de los tres fundadores de LinuxCare y más tarde de la empresa de desarrollo de soluciones Wi-Fi Sputnik. Technorati incluye un wiki público para desarrolladores, donde colaboran desarrolladores y contribuidores, además de varias APIs abiertas.

Technorati ganó el premio SXSW 2006 al Mejor Logro Técnico y también al Mejor del Show. También ha sido nominada al premio Webby de 2006 de Buenas Prácticas.

La página web de Technorati ha sido bloqueada en China. En Japón, funciona Technorati Japan dirigido por Digital Garage Inc. Para otros países y esfuerzos de internacionalización Edelman es la encargada.

En breve comenzaré a escribir sobre esta plataforma con frecuencia, para que aprendas más sobre ella y te sirvas de sus servicios gratuitos, que como numerosas webs ofrecen y aun hoy no conocemos.

Un cordial saludo, Ignacio Cornello.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *